El taller de Cuadros y Marcos Court se dedica principalmente a dos grandes frentes: la enmarcación y la venta de cuadros. Según explica su dueño,  Samuel Court, su oficio no es poner cualquier marco a un cuadro y estandarizar los productos, sino que “mi oferta es un trabajo de enmarcación manual, artesanal, que sea el molde justo para ese cuadro en particular”.

_44A0098

Por ello, para estar al tanto de las últimas tendencias, Court viaja una vez al año a Italia y España, principales referentes del mercado del arte. “El rubro de la enmarcación varía de manera constante y siempre hay nuevas tendencias: encajonada, vidrio, los clásicos de bronce, entre otros”.

Respecto de la oferta artística, el dueño de las tiendas detalla que trabaja con distintos artistas, tanto consolidados como emergentes. “La venta de cuadros se fue dando de manera espontánea. Los artistas llegaban con sus obras y me las dejaban para la venta. En la actualidad, siempre tengo una variada gama de estilos, como por ejemplo Benjamín Lira, Mario Gómez, Catalina Abbott, Benito Rojo y Santos Guerra”. Así también, recibe pedidos de clientes sobre algún cuadro o estilo de pintura en particular y él se encarga de buscarlo.

_44A0072

“En general, mi apuesta en el tema plástico es para gente que no es asidua o no le gustan las galerías de arte. Matrimonios jóvenes o solteros que están armando su primera vivienda y quieren decorar con algo sencillo pero de buen gusto y contemporáneo. Además, en mis tiendas los precios son para todos los bolsillos y te llevas una buena pintura y con excelente enmarcación”, explica Samuel Court.

Pendiente de la apertura de nuevas plazas y de ejes comerciales atractivos, Court señala:  “Me interesa expandir mi negocio y a la vez ser una solución de decoración para polos de alta afluencia habitacional. Estoy atento al desarrollo de algún proyecto en Colina, para convertirme en la alternativa de enmarcación y venta de cuadros para Colina y Chicureo”.